Luis Miguel renovó su romance con Córdoba
Luis Miguel

El astro mexicano de la canción romántica, Luis Miguel, comenzó este martes a la noche una nueva visita al país con un show en el Orfeo, de la ciudad de Córdoba, y continuará el próximo viernes 1 y sábado 2, en el Campo Argentino de Polo de la Ciudad de Buenos Aires.

Estas presentaciones se enmarcan dentro del tour “México por siempre”, que ya tuvo su primera parada sudamericana el pasado fin de semana en Chile, donde brindó cuatro conciertos, y significan el regreso del popular cantante desde su última incursión en la Argentina en 2015.

La llegada de Luis Miguel, cuya vida privada estuvo el año pasado en boca de todos a raíz de la serie biográfica emitida por la plataforma Netflix, generó una gran expectativa, al punto de que no sólo agotó entradas, sino que, además, miles de fans acamparon desde hace varios días en los alrededores del Orfeo de Córdoba.

El show, colmado por fanáticas, comenzó a las 21.50, unos 50 minutos después de lo que estaba programado.

A penas se encendieron las luces del escenario, se pudo ver a un Luis Miguel renovado. Con su piel bronceada y un traje negro impoluto, se pudo ver a un «Rey Sol» más delgado de la última vez que apareció en público y más simpático de lo que habitualmente es durante sus shows.

Si bien no hubo mucho diálogo entre él y el público, a penas comenzó con la primera canción lanzó una pregunta a su público que festejaba cada movimiento que el mexicano ejecutaba: «¿Esta se la saben?».

El set del cantante romántico estuvo integrado por 38 canciones, entre las que no faltan ninguno de sus grandes clásicos, como “Suave”, “Por debajo de la mesa”, “La incondicional”, “Amor, amor, amor”, “Entrégate”, “Hasta que me olvides”, “Tengo todo excepto a tí”, “Cómo es posible que a mi lado”, “Cuando calienta el sol” y hasta “Directo al corazón”, su primer gran hit cuando era apenas un niño, entre otras. Muchos de sus éxitos los interpretó en formato mix de canciones e hizo que el público no parara de bailar desde sus butacas.

El público era parte fundamental del show y entre las miles de personas que se convocaron al Orfeo Superdomo para disfrutar del show se pudo distinguir a algunas caras conocidas. Entre el público estaban la actriz Isabel Macedo y su marido, el pre candidato a presidente, Juan Manuel Urtubey. También pudo distinguirse al diputado Alfredo Olmedo de Salta con su clásica campera amarilla.

Como todo show de esta categoría no podía terminar sin algún condimento especial. En el final, desde el escenario se lanzaron pelotas color negro y papeles metalizados sobre el público. En ese momento, «Luismi» se acercó al público que estaba cerca del escenario y repartió rosas color blancas.

En ese momento, volvió a abrir el diálogo con el público y dijo: «Gracias Córdoba. Son un público bello, bello, bello».

 

Deja una respuesta