PARTE V: “María Eugenia y Cristina otean la escena nacional”; por Claudio Hugo Naranjo
Vidal y Cristina lo mirarán desde lo alto

No existe ninguna posibilidad que Cristina Fernández de Kirchner se presente a elecciones nacionales; no existe ninguna posibilidad que Mauricio Macri gane el balotaje y no existe ninguna posibilidad que María Eugenia Vidal relegue la provincia para convertirse en candidata a presidente de la Nación.

Los números están muy apretados cuando las encuestas, que intentan confundir premeditadamente al electorado, ubican como contendiente a la expresidenta. Cristina no está en ninguna lista porque juega a ganador y a conseguir la impunidad de ella, su familia y todos los involucrados en hechos de corrupción. Ella sabe que sacando a Macri y ganando Roberto Lavagna, todos esos dramáticos problemas judiciales comienzan muy lentamente a evaporarse como agua entre los dedos.

¿No se dan cuenta?, que siendo ella candidata, pierde a la cabeza y a los premios. Es decir, pierde la elección nacional y va presa a Ezeiza. ¿Es tan difícil que entiendan este planteo? El nuevo problema de Cristina ya no está entre sus filas, más, Unidad Ciudadana o el Frente Para la Victoria va a ganar en varias provincias. Esa es su jugada, conducir al triunfo a los candidatos que ella apoya y tomar distancia del ‘cuadro’ para observarlo en todo sus detalles y ser la ganadora sin jugar ella.

Los días corren a un paso vertiginoso y los hombres del Peronismo Federal o Alternativo, no logran hacer bajar a Sergio Massa a pelear la provincia de Buenos Aires o acompañar a Lavagna como vicepresidente. El tigrense ya desestimó las internas que venía pidiendo y ahora llevado por el crecimiento del exministro de economía en todas las encuestas, intenta convencer a Lavagna que sea él, su vice.

Lo que están intentando que comprenda es, que él y Macri en un futuro balotaje, van muy parejos, que correrían el riesgo de perder la presidencia y no poder desembarcar en las tierras de Vidal con la bandera de triunfo. La gobernadora sólo correría algún riesgo si Massa va a la pelea apoyado por la catarata de votos de Lavagna. Algunos se preguntaran ¿qué votos?… el 58% del electorado que ya no vota ni a Cristina ni a Macri. Con eso le alcanza a Lavagna para entrar en la segunda vuelta contra Macri y vencerlo por escándalo.

Reitero, Macri sólo gana si Cristina se presenta y la señora Kirchner no va a jugar a la ‘ruleta rusa’ con dos balas en el tambor.  Cristina está atando todos los acuerdos con alambre de acero, ningún detalle quedará en manos del destino; cuando ella anuncie su renuncia histórica, todo el peronismo estará unido. Ella, para esa época va estar sentada en Comodoro Py, jugando con su histrionismo y aguardando el cierre de listas, sus presentaciones y la elección de agosto, donde la política se va a ir devorando lo judicial y tomará el centro de la escena.

Deja un comentario

Cerrar menú