Parte VIII: “Marcos Peña es el único hombre del gobierno que sostiene a Macri”; por Claudio Hugo Naranjo
Marcos Peña... la coraza de Macri

El 7 de abril del año 2017 escribí para NCN una columna política llamada: “Macri-Peña: Táctica y estrategia política”, en ella decía… “Cada vez estoy más convencido de que la única persona que tiene verdaderamente claro qué es Cambiemos y qué proyecto de Estado quiere desde Cambiemos es el propio Mauricio Macri y que la única persona aparte del propio Macri que tiene claro qué ha de ser Cambiemos, es Marcos Peña. La estrategia y la táctica de Cambiemos nace de las decisiones del Presidente de la Nación y del Jefe de Gabinete de Ministros. Ellos saben que estrategia y táctica no son lo mismo y mucho menos en política; la táctica es el arte de ‘poner en orden las cosas’ y la estrategia es el arte de dirigir un ‘conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento’. Partiendo de estas definiciones, podemos decir que la táctica está al servicio de la estrategia, y que el liderazgo político es aquel que pone la táctica propia al servicio de la estrategia propia, en dialéctica con las tácticas y estrategias propias de los grupos adversarios, enemigos, pero también aliados”.

En pocos días se van a cumplir dos años de aquella nota y me parecen 20 años, por todos los cambios políticos y económicos. Veamos que pocos meses después de esa narración, Cambiemos volvió a derrotar al Peronismo con mucha más claridad que en el 2015. Es más, se hablaba del 2023 para que la oposición vaya armando algo potable. Pero todo cambió bruscamente en mayo de 2018, hacerles un raconto de los acontecimientos sería desperdiciar el tiempo de esta nota y no lo quiero.

Al bajarse Cristina Kirchner de la próxima competencia –es un hecho, no insistan-, Mauricio Macri se encontró de frente con un tren cargado de peronismo –como decía el General Perón: “Todos los argentinos son Peronistas, sólo que no lo saben”- que llevará como candidato a un futuro ballotage a Roberto Lavagna; no estamos en condiciones hoy de discutir si el ex ministro es viejo, usa soquetes, nos dejó una herencia en el 2005 o si con él viene la ‘Impunidad’ para Cristina, hijos y séquito. Hoy la realidad es que el tren avanza con más fuerza y gente en dirección a la Casa Rosada; este dramático momento de la historia cuenta que el Presidente no le ganaría a nadie en una segunda vuelta si no es Cristina. Es decir, ‘La Locomotora’ Lavagna se los lleva a todos puestos.

Y aquí es donde Marcos Peña comienza a ser el único hombre del gobierno nacional que sostiene la candidatura de Macri ante propios y extraños; el Plan V no es un invento del periodismo, María Eugenia Vidal es la alternativa ante una inminente derrota de todo Cambiemos. La gobernadora lo niega, pero sabe que ya comienza a sentirse en la nuca del Presidente un clamor para que se baje –como Cristina- y le deje el escenario a ella para enfrentarse a ‘La Locomotora’. En términos políticos la idea es válida, es evitar la derrota en noviembre; el cuadro visto a la distancia deja ver con mayor claridad que Macri si logra vencer a Lavagna, será una ‘Victoria a lo Pirro’, regresará a Olivos esa noche contando los muertos. Ante ello, todo Cambiemos –todos-, piden modificar la táctica, ya no se está hablando de ciudad de Buenos Aires, provincia de Bs As, el pedido comienza a ser nacional. La derrota los lleva a ingresar en un estado de pánico, parecido al de Cristina, hoy refugiada en Cuba.

Sólo un hombre defiende desde las entrañas del poder real a Mauricio Macri, lo odian todos, lo acusan de todos los males que supo ganarse este gobierno. No lo dicen públicamente, pero nos lo dicen en off. Sacarlo del gobierno y alejarlo de la conducción de la campaña, dicen que si ‘La Locomotora’ los pasa por arriba, el ‘Padre de la derrota’, será él.

Marcos Peña –y Jaime Durán Barba- no recula y les dice en la cara a esos dirigentes que se tranquilicen, que el líder de Cambiemos ganará más cómodamente una futura segunda vuelta contra ‘La Locomotora’; las encuestas mienten –dice Peña-, no son creíbles –eso lo comparto-, por un lado y rápidamente pone en práctica aquel Peña del 2017… “La sociedad es mucho más inteligente de lo que los politólogos creen de ella. Nos volverán a apoyar –aún por el momento que están atravesando- porque saben que no les hemos mentido, tranquilos, ganamos en cualquier escenario”.

Mauricio Macri irá por la hazaña –nunca en la historia argentina, un gobierno ganó una elección presidencial con ajustes-, como dijo hace pocas horas ante una pregunta de su entorno, —¿Y si perdes?… contestó —Me voy a casa.

Deja un comentario

Cerrar menú