Ganaba fácilmente, pero se burló del rival y acabó noqueado
Nunca se carga a un rival

El boxeador francés Sabri Sediri recibió una lección de la que nunca olvidará: ganaba cómodamente la pelea pero se burló del inglés Sam Maxwell y terminó perdiendo por nocaut.

Sedri había derribado dos veces a Maxwell y sabía que tenía que esperar que corriera el reloj para llevarse la pelea por puntos. En el último round se la pasó provocando a su rival dando saltos para atrás con las manos en la cintura.

Sin embargo, a dos segundos del final, el inglés logró conectar un inesperado cross de derecha y terminó derribando a su rival, que cayó seco al piso.

Como si fuera poco, el francés perdió la posibilidad de quedarse con el cinturón europeo superligero.

Mirá el video:

Deja una respuesta