Parte XVII: «Massa  ya habla y actúa como el candidato de Cristina»; por Claudio Hugo Naranjo
Massa y el Kirchnerismo

“Yo hace 9 años que no hablo con la expresidenta. Ahora, no me impidas a mí pedirle nada al votante de Unidad Ciudadana, no alcanza con una candidatura de culto. Se necesita alguien que le gane a Macri en la segunda vuelta”, señaló Massa.

Es lo que repite en forma constante cuando se le pregunta por Cristina, pero todo el periodismo sabe o la gran mayoría, de los contactos cada vez más frecuentes con los armadores actuales del kirchnerismo. Y hoy, después que el presidente Mauricio Macri decidiera llamarlo, el ex intendente de Tigre contestó: “Ayer, finalmente, llegó la llamada del Presidente. Le expliqué detalladamente lo que vengo sosteniendo en el último tiempo y lo que dije en las conferencias de prensa del lunes y viernes. Argentina necesita que lleguemos a un compromiso que fije el rumbo de los próximos cinco meses”.

Y calificó a la invitación del Gobierno como una ‘operación’: “El jueves a la tarde, el Gobierno filtró a los medios de comunicación que estaría negociando una declaración conjunta con Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto y conmigo. No fue el anuncio de una negociación real y sincera, sino una nueva operación del Gobierno para distraer y dividir a la oposición. El diálogo no se hace a través de filtraciones de prensa; y los acuerdos no se construyen por WhatsApp”.

Massa dice exactamente lo mismo que diría Cristina, si el Gobierno la terminara invitando a concertar los 10 puntos como base inicial de un acuerdo que contenga principalmente la gobernabilidad del actual y futuro Gobierno, a partir del 10 de diciembre. Massa es Cristina en estado puro, le vendría muy bien a la ciudadanía si el líder del Frente Renovador escribiera un libro con sus ‘Sincericidios’ antes de las elecciones. Estaríamos en presencia de otro best seller.

Las últimas conferencias de prensa (lunes y viernes de la semana anterior), Massa actuó como si fuese Presidente, es el sueño que muy probablemente nunca alcance, es una liga mayor que le queda demasiado grande; le gusta figurar e ir de un lado para el otro, no importa lo que haga o diga, el precandidato eterno goza con esa escena, que luego la verán 100 veces con Malena, la frustrada Primera Dama.

Lo conocí trabajando para Luis Ortega, el hermano de ‘Palito’, el fallecido intendente de General Sarmiento; el joven Massa venía de la UCD y ya mostraba que el ascensor le quedaba chico. Considero que es el mejor candidato del kirchnerismo, cuando Cristina anuncie su retirada de la contienda; será la última batalla de un hombre con muchos aires de grandeza y poca visión para ubicarse en la cancha. Es más un tribunero que soñó toda la vida de jugar de 10. Es un personaje patético y nada confiable. Por suerte es kirchnerista.

Deja un comentario

Cerrar menú