Vidal le apuntó a las guardias hospitalarias
María Eugenia Vidal

La mitad de las guardias de los nosocomios bonaerenses sufrieron mejoras durante la gestión de María Eugenia Vidal y se estima que antes de fin de año se alcanzará a las 58 que integran el Plan Integral de Guardias, por lo que dos millones de bonaerenses podrán ser mejor atendidos en ellas.

Este plan, que supone una inversión total de 2.500 millones de pesos, comprende una serie de obras de refacción más la adquisición de nuevo mobiliario, equipamiento médico, conectividad, recursos humanos, instalación del sistema Triage y mejoras en la seguridad de 58 hospitales de la Provincia.

Con el sistema Triage la prioridad de atención se determina de acuerdo a la gravedad del paciente y se deja de lado el orden de llegada. De esta manera se reduce el tiempo de espera y contribuye a la tranquilidad del paciente.

“Es una alegría ver el avance del Plan Integral de Guardias. Hoy tenemos el ejemplo del Hospital Cecilia Grierson de Guernica, cuya guardia se reconstruyó a nuevo, con sistema Triage y nuevo equipamiento. Así lo pensamos junto a la gobernadora y así lo venimos haciendo realidad”, dijo Andrés Scarsi, ministro de Salud bonaerense.

En General Pueyrredon fueron dos las guardias que recibieron mejoras: la del Hospital Interzonal y la del Hospital Materno Infantil. En el resto de la provincia hasta el momento se renovaron las del Hospital Zonal General de Agudos “Lucio V. Meléndez” en Almirante Brown; y las del Fiorito, Materno Infantil, Hospital Zonal General de Agudos “Dr. E. Wilde” y  el Presidente Perón, todos en Avellaneda.

También se terminaron en el José Penna de Bahía Blanca; el Evita Pueblo de Berazategui; el Horacio Cestino de Ensenada; como así también el Hospital Zonal Enrique Erill (Escobar) y el Hospital Eurnekian de Ezeiza. En Florencio Varela, en tanto, fue arreglada la guardia del Hospital Zonal Mi Pueblo.

Para General Rodríguez, los arreglos llegaron vía Nación en la guardia del HIGA Vicente López y Planes; en San Martín, en el Eva Perón; mientras que para La Matanza fueron beneficiados el Hospital Balestrini, el Simplemente Evita y el Paroissien.

La Plata fue uno de los municipios con más guardias incluidas: fueron 6 en total (HIGA San Martín, Sor María Ludovica, Alejandro Korn, San Roque, Hospital Elina de la Serna y Noel Sbarra). Por otro lado, en Lanús alcanzó al Evita (junto a Nación) y al Narciso López.

En el Interior también llegó la renovación a la guardia del HIGA Las Flores; en Monte, al Videla Dorna; y en San Nicolás al San Felipe. De la misma manera, en Zárate fue arreglada la de Virgen del Carmen. Volviendo al Conurbano, el Gandulfo de Lomas de Zamora fue renovado, como así también el Héroes de Malvinas (Merlo), el Estela de Carlotto (Moreno) y el Güemes de Morón.

En Quilmes los cambios llegaron al Hospital Zonal Iriarte; en San Fernando al Petrona C. de Cordero y en Tigre al Magdale V. de Martínez. Por último, Tres de Febrero contó con dos guardias hospitalarias renovadas: la del Ramón Carrillo y la del Carlos Bocalandro.

Deja una respuesta