Le llegó el día del juicio oral y público por corrupción en la obra pública; por Mercedes Possio
Llegó el día

El Estado argentino de los Kirchner sostuvo a la corrupción como un mecanismo y una norma tácita en la gestión de la política pública. La corrupción ha sido uno de los contenidos de las relaciones económicas y políticas que se articularon en las instituciones y las políticas de Estado. Un mecanismo exacerbado a tal punto que un grupo criminal tuvo la capacidad de organizarse como partido político, ganar las elecciones y llevar a cabo uno de los despojos del erario público más grandes registrados en la historia del país. Pero el asunto va más allá de la banda criminal que gobernó entre 2003 y 2015, es ese que por cierto fue la opción electoral de varios de los grupos corporativos que dominaron la escena nacional en las últimas décadas..

El Tribunal Oral Federal (TOF) 2 rechazó dos planteos con los que el detenido empresario Lázaro Báez buscaba que se postergara el inicio del juicio que comienza este martes, en el que está investigada la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz durante el kirchnerismo.

Lazaro Báez comenzó Austral Construcciones en el año 2003 con un capital de 12.000 $ ¿Es posible que nos hayan robado sin sonrojarse? Siendo el Estado un objeto en disputa, es necesario preguntarse quiénes han tenido los recursos, las capacidades y los conocimientos que activan —como ejercicio de poder— para garantizar su control y dirigirlo, estén o no en los principales cargos formales de gobierno. ¿Quiénes controlan el Estado? ¿Quiénes se han beneficiado de este Estado?

En todo caso las preguntas son: ¿Quiénes se han beneficiado de la corrupción en el Estado? ¿Quiénes han hecho uso de los funcionarios corruptos? ¿Quiénes ubican a los corruptos en esos puestos? ¿Quiénes financian las campañas de los corruptos? En los casos de corrupción conocidos han participado grandes y medianos capitales o empresas.

Estos casos evidencian que no solamente los corruptos han ido a ofrecer sus servicios a los empresarios. Han sido los empresarios los que han negociado, pactado, financiado y pagado comisiones a los corruptos. Son las empresas las que han creado, controlado y negociado los mecanismos de corrupción con el objeto de obtener ventajas financieras de estas transas.

Con los casos de corrupción revelados se ha evidenciado un mecanismo histórico utilizado por los poderosos de este país, quienes desde sus empresas, grupos corporativos y gremios han controlado el Estado, han decidido leyes y políticas y se han garantizado privilegios y altas tasas de ganancia, con lo cual han profundizado la miseria en el país.

Por eso la corrupción como mecanismo para la acumulación de capital en el país no desaparecerá a menos que, producto de una correlación de fuerzas diferente, dichos grupos sean desplazados del control del Estado y se avance en la creación de otro Estado. Esta es la alternativa histórica por la cual es necesario transitar para que el Estado se oriente a garantizar el bien común antes que el interés de empresas o capitales locales y transnacionales.

La defensa de Báez había presentado el viernes recusaciones contra dos de los tres jueces que integran el tribunal oral que este martes comienza a juzgarlo junto con la ex presidenta, el ex ministro de Planificación Julio De Vido y otros 11 imputados.

Los abogados de Báez reclamaron, además, que el juicio no comience hasta tanto no esté resuelto el planteo que formularon, algo que ocurrió este lunes.

Las recusaciones fueron planteadas en relación a los jueces Rodrigo Giménez Uriburu y Adriana Palliotti (la jueza suplente del TOF 2), quienes también juzgan a Báez en la causa por supuesto lavado de dinero.

La defensa de Baez había sostenido que podría darse una caso de prejuzgamiento, algo que este lunes rechazó el TOF 2, según informaron a Télam fuentes judiciales.

El tribunal que juzgará a Báez y a la ex presidenta, entre otros, está integrado Giménez Uriburu, Andres Basso, Jorge Gorini y tiene a Palliotti como cuarta jueza.

Hoy el país está decididamente en manos de la Justicia, será nuestro pilar espiritual de base para proyectarnos como una Nación que alguna vez fuimos o continuaremos contando pobres. Estamos en sus manos.

Deja una respuesta