River perdió 1-0 en Brasil ante Paranaense, por la ida de la Recopa Sudamericana
Perdió River

Resulta extraño ver a este River tan desborado por un rival. El equipo de Marcelo Gallardo se ha acostumbrado a ser amo y señor de los juegos, principalmente si son citas internacionales. Pero en Curitiba se topó con un rival como Athlético Paranaense, quien lo superó en todos los sectores del campo.
A pesar de ello, River perdió apenas por 1-0, y la desventaja mínima se debe en parte a la gran actuación de Franco Armani
. Por su arquero entonces, la Banda quedó con posibilidades de poder remontar la serie el próximo jueves en el Monumental, escenario donde se definirá la Recopa Sudamericana.

Perdido y sin respuestas. Desajustado y en desventaja. Así terminó River en la primera mitad, donde no tuvo respuestas a un par de problemas que le presentó Paranaense, quien hizo una etapa inteligente, con Lucho González como estandarte y Marco Ruben como ejecutante, ambos ex jugadores del Millo.
A Lucho le llevó apenas 10 segundos en avisar que el campeón de la Libertadores no la iba a pasar bien en el Arena da Baixada, en Curitiba. Un derechazo franco de González fue rechazado por Franco Armani, quien reaccionó a puro reflejo.

River no se amilanó y respondió rápido con un latigazo de De La Cruz que el arquero Santos contuvo en dos tiempos. Iban apenas 2’ y el encuentro desbordaba de intensidad. Cada cual con sus armas, había olor a partidazo porque si bien Paranaense poseía el dominio territorial, River lo esperaba bien posicionado.

Sin embargo, el equipo de Marcelo Gallardo comenzó a tener problemas por el sector derecho de su defensa. La sociedad conformada por Renan Lodi y Rony comenzó a preocupar y River no le encontró solución. Gallardo movió piezas para tratar de neutralizar la dinámica rival, pero no las encontró.
Llegando a los 26’, Lodi trepó por la izquierda de su ataque, cedió para Rony quien asistió al siempre letal Marco Ruben, quien con toque corto de zurda venció a Armani. 
La desventaja expuso los inconvenientes que tuvo River en la marca, quien no fue capaz de maniatar las virtudes del rival. Además, la convocatoria para jugar a la Copa América con el seleccionado pareció no haber motivado a Exequiel Palacios y Matías Suárez, dos de los más flojos de River en la primera mitad.

Deja un comentario

Cerrar menú