“BRADEN O PERÓN… CRISTINA O MACRI”; por Claudio Hugo Naranjo
Juan Domingo Perón-Mauricio Macri

La desesperación de la oposición por volver al Poder está por convertir a Mauricio Macri en el Juan Domingo Perón de 1946; se puede estar en desacuerdo con las comparaciones pero no se puede negar la historia.

En noviembre de 1945 queda organizada la “Unión Democrática”, alianza de los partidos Radical, Socialista, Demócrata Progresista y comunista, que lleva una fórmula integrada por dos hombres del Radicalismo unionista y reaccionario: “Tamborini –Mosca”, comandada por el ex embajador norteamericano en Argentina, Spruille Braden, que el 23 de septiembre de 1945 dejaba Buenos Aires para suceder a Nelson Rockefeller como secretario asistente de Estado.

En esos dramáticos meses se forma también y se organiza la “Junta Renovadora Radical”, en la cual participa un sector del radicalismo, cuyas principales figuras son el santafecino Armando Antille y Hortensio Quijano, dirigente correntino. La fórmula será Perón-Quijano por el Partido Laborista.

El primer discurso de Perón en campaña (diciembre 1945), dice en un acto en la ciudad de Buenos Aires: “No nos deshonramos por ser injuriados… Nos deshonraríamos por ser fraudulentos, ladrones o pillos”. Perón gana esa elección con el eslogan ‘Braden o Perón’ el 24 de febrero de 1946.

El país venía de la Década Infame, período que va desde 1930 hasta 1943 en donde distintas administraciones entregaron los capitales argentinos en manos extranjeras, fue una crisis económica y un avance del Estado e incertidumbre política que llevó a que la sociedad argentina reaccionara y le diera el control a alguien en el cuál se pudiera confía y ordenar el desastre que dejaron.

El primer Perón es un dirigente que se encontró con un país muy parecido al que le entregaron a Macri, tras 13 años de despilfarro en todos los frentes, político, económico y social. En sus primeros cuatro años de gobierno el peronismo hizo todo lo encomiable y destacado a lo largo de toda su historia, nunca, ni él –Perón- ni sus futuros presidentes peronistas pudieron igualar aquel impactante crecimiento a lo largo de toda su historia de vida.

Perón y Macri, ninguno de los dos abogados, fueron pragmáticos ejecutores y reacios a dejarse modificar sus planes. Los dos pusieron en práctica como primer eslabón de crecimiento la ‘obra pública’, no es un dato menor ya que el actual Presidente derrotaría a la ‘nueva Unión Democrática’ en el campo de la gestión de sus obras; las primeras cloacas en el conurbano bonaerense fueron llevadas a sus pobladores en aquellos primero cuatro años de gobierno.

Las nuevas rutas nacionales se construyeron a lo largo y ancho de todo el país y especialmente su mano derecha, el gobernador Domingo Mercante, puso en marcha un plan de pavimentación provincial que solo se volvió a reeditar en estos últimos cuatro años –recordemos que si no se modificará la Constitución Nacional, como se hizo, Perón no tenía reelección y Mercante hubiera sido su sucesor-.

El oficialismo debiera llevar como eslogan de campaña, “Cristina o Macri”, por el cual el ciudadano argentino viera clarísimo que Cristina es el Braden de Macri y sacarla de ese segundo plano en el que se quiere ocultar; las nuevas generaciones desconocen la historia, pero los hombres y mujeres mayores de 40 años tienen la obligación de convertirse en mensajeros de narrar el latrocinio, el robo y el poder desmedido que ejerció el kirchnerismo en los años que gobernó la Nación.

Es necesario por el bien de la Patria, que Macri gane en Primera Vuelta, despejando todas las dudas y quitar la angustia social que deparará 30 días más de espera para un futuro balotaje. El acuerdo que Sergio Massa anudará con Cristina en las próximas horas, hace compactar todas las vertientes para derrotar al Presidente, con un claro espíritu de venganza y de añoranzas de volver a controlar los destinos de todos los argentinos. No importa con quiénes se hagan las alianzas, el único objetivo es terminar con Cambiemos y volver al pasado más miserable de la historia.

Deja un comentario

Cerrar menú