Cristina Kirchner volvió a los tribunales de Comodoro Py, con una lectura especialmente seleccionada
Cristina Kirchner

La senadora nacional se presentó a la cuarta audiencia del juicio por irregularidades en la obra pública. La semana pasada había faltado por una reunión con su bloque FpV-PJ.

La senadora Cristina Fernández de Kirchner volvió este lunes a los tribunales de Comodoro Py para presentarse a la cuarta audiencia del juicio por irregularidades en la obra pública, durante su gestión como presidenta.

Se trata de la cuarta audiencia del proceso oral, donde se da lectura de la acusación de la Fiscalía contra la exmandataria y otros 12 acusados. La semana pasada la legisladora faltó por una reunión que mantuvo con su bloque FpV-PJ y representantes de organismos de derechos humanos, en su despacho del tercer piso de la Cámara alta.

El Tribunal Oral Federal N°2, a cargo del juicio, la había autorizado a poder ausentarse de las audiencias en caso de superposición con su agenda parlamentaria.

Como en otras oportunidades, durante el transcurso de la audiencia, la expresidenta buscó mostrarse ajena al tema convocante y esta vez llevó un libro para leer cuya tapa se ocupó de mostrar: 38 Estrellas, de Josefina Licitra, un trabajo que narra la fuga de 38 presas políticas de la cárcel de mujeres de Uruguay, en Montevideo. Se trata de lo que se conoció como “Operación Estrella”, y entre sus protagonistas estaba Lucía Topolansky, pareja de Pepe Mujica y actual vicepresidente de Uruguay.

Al igual que el pasado 21 y 27 de mayo, dirigentes kirchneristas, entre ellos legisladores nacionales, se acercaron a acompañar a la líder de Unidad Ciudadana. En esta oportunidad acompañaron a la exmandataria dirigentes como los diputados kirchneristas Juan Cabandié, Nilda garré y Hugo Yasky, el exgobernador entrerriano Sergio Urribarri, la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, los actores Gerardo Romano y Arturo Bonín, y los sindicalistas Roberto Baradel y Eduardo López. También estaba la exdiputada Adriana Puiggrós.

El TOF 2 próximamente deberá resolver si autoriza a la senadora a viajar por tercera vez a Cuba, del 2 al 10 de julio, según lo solicitó su abogado Carlos Beraldi.

CFK está acusada por los delitos de asociación ilícita -figura como “jefa”- y de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. En la causa se investiga el direccionamiento de obras públicas en la provincia de Santa Cruz en favor del empresario Lázaro Báez, a través de contratos millonarios.

Deja un comentario

Cerrar menú