“Voy a seguir en el Consejo de la Magistratura, si quieren que vayan a la Justicia” así se expreso desafiando Pichetto al PJ

El flamante candidato a vicepresidente del oficialismo anticipó que mantendrá el asiento que obtuvo por el peronismo en el organismo que sanciona y selecciona jueces federales. Ayer, su bloque lo tildó de traidor y pidió que renuncie al bloque, lo cual hará.

La salida de Miguel Ángel Pichetto del bloque peronista del Senado no será gratuita… para el peronismo. El flamante compañero de fórmula de Mauricio Macri fue tildado de traidor por los miembros de la bancada que integró hasta ayer, a pesar de que anticipó que dejará la jefatura del bloque. Hoy redobló la apuesta.

Es que el rionegrino anunció que no dejará el lugar que detenta en el Consejo de la Magistratura, el organismo encargado de seleccionar y sancionar a los jueces federales, donde representa, justamente, a la oposición, y al que arribó a través de una jugada de pizarrón en noviembre del año pasado. También lanzó un desafío a sus excompañeros de bancada.

“El cargo que tengo en el Consejo de la Magistratura lo voy a seguir ocupando, porque tiene que ver con mi perfil de senador, y durante este año voy a seguir siendo representante del Consejo de la Magistratura”, declaró hoy. “Si tienen algún problema, pueden recurrir al camino judicial, y lo discutiremos ahí: es un camino que a mí me gusta mucho”, agregó.

Con esa declaración empieza a explicarse la decisión de Macri de incorporar a Pichetto a la fórmula presidencial. El rionegrino no tiene votos, pero le sobra rosca, y empieza a pagar por adelantado los cuatro años de Senado que le garantizará un triunfo de Cambiemos en las elecciones presidenciales de este año.

Aunque, en rigor, los favores comenzaron hace dos semanas. Como explicó este portal, Pichetto se ausentó de una reunion clave en el Consejo de la Magistratura para asistir a una “cumbre” de Alternativa Federal en la que no se tomó ninguna decisión trascendente. Así, habilitó el número para que el oficialismo lleve a cabo una jugada contra el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

Se trata, ni más ni menos, que el magistrado que lleva adelante la investigación sobre la red de espionaje ilegal que tiene contra las cuerdas a varios miembros del oficialismo, como Elisa Carrió, Paula Olivetto, además de fiscales como Carlos Stornelli y actores mediáticos como el periodista de Clarín Daniel Santoro.

Deja un comentario

Cerrar menú