Empezo el juicio oral contra Cristóbal López y Echegaray­ por Oil­ Combustibles

El empresario K y el ex titular de la AFIP son juzgados por fraude al fisco en unos 8 mil millones de pesos.

El ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray y los detenidos dueños del grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa, comenzaron a ser juzgados por presunta «defraudación agravada» por el no pago al fisco de ocho mil millones de pesos del impuesto a los combustibles líquidos por parte de firma Oil Combustibles.­

López y De Sousa fueron trasladados desde la cárcel de Ezeiza a los tribunales federales de Retiro para el inicio del debate, previsto a las 9.30 del jueves, ante el Tribunal Oral Federal 3, pero que finalmente comenzó a las 11.­

Los jueces Fernando Machado Pelloni, Andrés Basso y Javier Ríos dieron inicio al juicio con la lectura de la acusación de la AFIP, querellante en el caso, y luego fue el turno del requerimiento de la fiscalía, a cargo de Gerardo Pollicita.­

Echegaray está procesado como autor, y los empresarios como partícipes necesarios del delito de «defraudación a la administración pública» agravada por otorgar planes de pago irregulares a Oil Combustibles entre mayo de 2013 y agosto de 2015.­

De esta forma, según la acusación, la empresa no depositó ocho mil millones de pesos del impuesto a los combustibles líquidos y gas natural que se retenía a los clientes y este dinero se habría usado para capitalizar a otras empresas del grupo Indalo.­

«Hubo una compleja maniobra de corrupción por medio de la defraudación al Estado Nacional» ideada desde la «cúspide» de la AFIP por Echegaray para «no exigirle a la empresa de López y De Sousa el pago de millonarias sumas», se recordó en la acusación.­

De esta manera, los empresarios «se financiaron espuriamente con fondos públicos», agregó la acusación fiscal.­

PRIMERA FILA­

Los acusados se ubicaron en primera fila en una pequeña sala de audiencias ubicada en la planta baja de Comodoro Py 2002, junto a sus abogados.­

De Sousa quedó en un extremo, junto a su defensor, Carlos Beraldi; en el medio, se ubicó Echegaray, con el abogado León Arslanian, y en la otra punta se sentaron López y su letrado, Fabián Lertola.­

La audiencia se inició más tarde ante los inconvenientes que se generaron porque sólo hubo lugar para 27 personas, con lo cual quedaron afuera familiares de los detenidos llegados del sur del país, amigos y periodistas.­

En la sala estuvieron los familiares más cercanos, como la esposa de De Sousa y uno de sus hijos pequeños, a quien el detenido pudo saludar y tomar en sus brazos.­

El abogado Beraldi hizo el primer planteo del debate: reclamó por la falta de lugar en la sala de juicio «en un caso de extraordinaria trascendencia» y que «tiene como condición básica la publicidad».­

Deja un comentario

Cerrar menú