Columna Política: “LOS BARONES DEL CONURBANO AMENAZAN A CRISTINA”; por Claudio Hugo Naranjo
Es con todos?

Los Intendentes del PJ bonaerense están en pie de guerra contra La Cámpora y el dedo de Cristina; con la llegada de Sergio Massa otra vez al redil, los acuerdos de hace un mes que habían acordado, para poner su propia tropa en las listas de Diputados Nacionales y Provinciales en Buenos Aires, está quedando en promesas cuando tan solo faltan 30 hs para el cierre definitivo.

Cuando en 2009 Néstor Kirchner perdió la elección legislativa, desde su entorno se le adjudicó una frase fuerte, que le apuntó a los Intendentes del conurbano bonaerense: “me traicionaron”. Ese año, el Frente para la Victoria perdió ante el Pro-Peronismo en la provincia de Buenos Aires, pese a que gran parte del poder territorial de los jefes comunales estaba con la lista oficialista. Pero el corte de boleta —en algunos distritos grosero—alentó los dichos del ex presidente, que paradójicamente fue quien empoderó a muchos de estos líderes, cuando en 2003 llegó a la Casa Rosada.

El ala peronista amaga con ‘corte de boleta’ y conservar el territorio en la elección del 27 de octubre, donde paradójicamente le están haciendo un guiño a la actual gobernadora, María Eugenia Vidal; recordemos que en la elección de medio término del 2017 los Intendentes sacaron más votos que la candidata a Senadora Nacional por Unidad Ciudadana Cristina Fernández de Kirchner.

Los principales municipios donde se realizó este corte de boleta y donde los concejales obtuvieron más votos que la expresidenta fueron: La Matanza, con una diferencia de votos de 54.581; Berazategui, con 24.960; Malvinas Argentinas, 21.149; Quilmes, 18.381; Almirante Brown, 17.574; Merlo, 14.996 y Avellaneda, 14.700.

Cristina va a volver a repetir los mismos errores de las últimas elecciones, creer que Massa le suma 7 puntos es un nuevo camino hacia el acantilado; el tigrense se suicidó políticamente y se la lleva puesta a Cristina. Los Intendentes prefieren seguir negociando con Vidal que iniciar conversaciones con el desconocido candidato Axel Kicillof.

La diferencia en las PASO es hoy de 5 puntos con toda la furia a favor de Alberto Fernández-Cristina Kirchner, sobre Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto; con ese resultado puesto sobre la mesa el 11 de agosto a la noche, con la economía calma y en un lento proceso de desaceleración de la inflación y con Cristina hablando de todo y como salga, las líneas oficialistas comienzan a comprar pochoclos para observar desde el sillón como la expresidenta comienza a implosionar el aparato comunicacional montado para hacerles creer a los argentinos que Cristina venía renovada.

El discurso de ayer en Rosario es una pieza oratoria de colección, no tiene desperdicios; la desafortunada amante del General Manuel Belgrano venía derrapando y terminó en la banquina hablando de la vida íntima de María Eugenia Vidal en una especie de stand up que no se sabía bien dónde culminaba.

Es muy probable que el 27 de octubre Vidal sea reelecta y que Macri supere el 40 % de los votos y gane en ‘primera vuelta’, al dejar atrás por más de 10 puntos a la fórmula Fernández-Kirchner, dejando sin efecto el balotaje; sino fuera así, Macri gana por nok aut el 24 de noviembre.

Solo queda aguardar que el dedo de Cristina siga vigente.

Deja un comentario

Cerrar menú