Las mentiras del ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finnochiaro; por Claudio Hugo Naranjo

«Está mal que el Estado no pueda supervisar, pero en este caso concreto hay una aberración. En la escuela enseñamos a pensar de forma crítica, no le decimos a los chicos qué deben opinar; no los adoctrinamos. Eso hacen los regímenes totalitarios, autoritarios y fascistas».

 «Acá lo importante es el contexto: en la escuela además de transmitir conocimientos, formamos ciudadanos democráticos y pluralistas y en esta caso están exaltando un modelo político que reprime al que piensa distinto, que encarcela, que persigue, donde no hay libertad de expresión… Y eso es una dictadura», reflexionó el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finnocchiaro.

Hasta acá estoy de acuerdo, ahora bien, también dijo el candidato a intendente de La Matanza:»»Ernesto Guevara lo único que tiene que ver con la Argentina es que nació en Rosario. En 1964, la Asamblea General de la ONU le preguntó si en Cuba se fusilaba y él contestó: ‘Hemos fusilado, estamos fusilando y seguiremos fusilando’. Estamos hablando del fusilamiento de prisioneros, no de un combate, y esto es un acto criminal, venga de donde venga», analizó Finnochiaro. Y completó: «Una persona que admite que fusila gente es un criminal».

Se trata de la Escuela Pública de Gestión Social N°2 del barrio Emerenciano, en Chaco, que utiliza como estandarte la figura del guerrillero, les impuso a sus alumnos los guardapolvos rojos y rinde homenajes a la dictadura cubana. Esto es incomprensible por parte de las autoridades del colegio y su ministro/a de Educación del Chaco. Repudio todo adoctrinamiento en cualquier institución educativa de la Nación, ni el manual de Evita con Perón, ni Cristina ‘La Yegua’ ni Macri ‘Gato’. ¿Quedó claro?

Lo que si me molesta y me inquieta es que el ministro de Educación de la Nación, con su manejo tan autoritario que se desprende de él a simple vista, cuente sólo una parte de la historia, una foto de Ernesto Guevara y no toda la película de aquella historia del año 1959 en Cuba y por cierto el mundo, también en otro contexto.

El 1° de enero de 1959 Fidel Castro y el ‘Che’ entre muchos otro, derrocan a un dictador asesino que gobernaba la isla como el cuartito del fondo en donde la élite norteamericana asistía para la promiscuidad y prostitución de todo el pueblo cubano; el Comandante Guevara peleo y entró a sangre y fuego en Santa Clara, uno de los reductos militares más potentes del dictador Fulgencio Batista.

La Revolución triunfó -1959 señor ministro de Educación-, pero recién se iniciaría una reforma nacional en todos sus órdenes y al ‘Che’ le tocó fusilar a los asesinos del pueblo, que lo sometieron durante años a la peor de las esclavitudes; Guevara fue asesinado mucho antes que la Revolución se descompusiera y se convierta, como lo hemos visto, en una nueva dictadura.

Señor ministro de Educación debiera no hablar de temas que evidentemente desconoce o intenta sembrar y ensanchar la grieta solo para que usted lleve agua para su molino; deje su autoritarismo en su casa que ya bastante tenemos con el ‘Clan Cristina’. No se sume a la confusión ni a la soberbia que ya nos hizo tanto daño. No intento que usted piense de Guevara como yo, pero no intente influir con sus mentiras. 

Deja un comentario

Cerrar menú