¿Se vende el Malba?
Una maravillosa trampa

Un misterioso cartel de «Se vende» apareció en la fachada del Malba, el museo fundado por Eduardo Costantini en plena crisis económica de 2001. Además, para darle rienda suelta a las especulaciones, el empresario publicó en sus redes sociales la imagen donde se puede ver dicho anuncio, que detalla las características de la costosa propiedad de 7455 metros cuadrados, con pileta climatizada y parking privado.

«Malba se vende, luego de 18 años de existencia», expresó vía Instagram Eduardo para sorpresa de sus seguidores.Tras el impacto inicial que generó la noticia, lo cierto es que el magnate está lejos de deshacerse del edificio de la avenida Figueroa Alcorta: se trata del desembarco de Leandro Erlich, el artista conceptual argentino que inaugura su primera muestra antológica el próximo jueves 4 de julio.

MALBA
El posteo de Costantini en sus redes sociales.

Más conocido como «el Bansky nacional», no es la primera vez que logra un golpe de efecto con su arte. En septiembre de 2015 fue el responsable detrás de la «desaparición» de la punta del Obelisco, la cual exhibió en la puerta del Museo de Arte Latinoamericano.

El precio del Malba con sus obras rondaría los 300 millones de dólares, según asegura su dueño. “Aunque la economía siempre tambalea, nuestro desafío es tener proyectos que se diferencian. Lo hicimos con Nordelta, con Puertos –que ya tiene 300 casas en construcción–, con la Torre BBVA, con Huergo, y lo haremos con nuestro nuevo edificio de oficinas: aspiramos a crear un nuevo paradigma del hábitat corporativo en la zona del Puerto, que va a coincidir con la terminación del Paseo del Bajo”, reveló Costantini, algunos meses atrás, a la revista Forbes Argentina, de la cual fue tapa en aquel entonces y confesó el éxito de sus negocios.

Deja un comentario

Cerrar menú