Acusan de torturadores a los amigos del kirchnerismo
Michelle Bachelet

Michelle Bachelet se refirió extensamente este miércoles a la situación en Venezuela durante un discurso pronunciado en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en donde dijo estar preocupada “por la magnitud y la gravedad de la repercusión de la crisis actual sobre los derechos humanos, que constituye además un inquietante factor de desestabilización regional”.

Bachelet denunció que en enero y febrero pasados, su oficina documentó “numerosas violaciones y abusos de derechos humanos perpetrados por las fuerzas de seguridad y los ‘colectivos armados progubernamentales’, incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos en condiciones de detención, así como actos de amenaza e intimidación”.

De la misma manera, indicó que se investigan 242 denuncias de posibles ejecuciones extrajudiciales, que habrían ocurrido hasta enero de 2019 siguiendo, al parecer, un patrón: “Ocurren durante allanamientos ilegales de domicilio realizados por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), y posteriormente estos órganos notifican el fallecimiento como resultado de una confrontación armada, aunque los testigos declaran que las víctimas no portaban armamento alguno”.

La alta comisionada aseguró también que ha recibido denuncias de que la Fiscalía General se negó “explícitamente” a iniciar investigaciones contra miembros de las FAES.

Bachelet recordó que un equipo técnico de su oficina se encuentra actualmente en el país y manifestó que es necesario que “tenga acceso total e irrestricto, y que no se den represalias contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos”.

La denuncia de la expresidenta chilena, que venía siendo cuestionada por el silencio de su oficina frente a la grave crisis venezolana, (como Maduro, Bachelet procede de la izquierda política, se da una semana después de que la exfiscal Luisa Ortega reveló fotografías de la aparente ejecución del policía Óscar Pérez, quien murió acribillado tras un fugaz levantamiento en contra del régimen.

Deja una respuesta