Fernando de la Rúa es estado grave de salud

Volvieron a internarlo por complicaciones de salud. Preparativos para un eventual desenlace.

El ex presidente Fernando de la Rúa fue internado en un centro médico del norte del Gran Buenos Aires por una serie de complicaciones en su salud y su estado es «grave».

Tan serio es el cuadro del exmandatario que allegados solicitaron a las autoridades de la Cámara de Diputados reservar el Salón de Pasos Perdidos para el caso de un desenlace fatal y realizar allí su velatorio.

Si bien surgieron rumores de que se encontraba internado en el Instituto Fleming, el ex mandatario ingresó en las últimas horas en el sector de terapia intensiva del Instituto Fleni de Escobar, donde aseguraron que se encuentra en «grave estado» de salud, a raíz de una serie de complicaciones cardíacas y renales.

Cabe destacar que De la Rúa, de 81 años, fue sometido, el 1 de enero pasado, a una intervención quirúrgica por un delicado cuadro cardiovascular en el Hospital Universitario Austral, de Pilar.

Allí, el ex mandatario estuvo casi un mes internado, por momentos sedado y con asistencia respiratoria mecánica, hasta que el 28 enero fue trasladado al Fleming, para una rehabilitación recomendada por el debilitamiento muscular que le causó la extensa internación. A mediados de mayo volvió a ser internado en terapia intensiva, por una complicación renal.

La última vez que se lo vio al ex jefe de Estado en público fue el 30 de noviembre pasado cuando asistió, junto a su esposa Inés Pertiné, a la gala del G20 realizada en el Teatro Colón.

En 2018, De la Rúa sufrió dos infartos, uno en octubre y otro en mayo, aunque sus problemas cardíacos empezaron en 2001 cuando todavía era jefe de Estado, y en ese momento lo sometieron a una angioplastia para desobstruir la arteria coronaria derecha.

Otros antecedentes similares se produjeron en 2010 y 2014, cuando debió ser intervenido, en tanto que, en enero de 2016, pasó por el quirófano pero en esa oportunidad fue por un problema en la vejiga.

Para muchos de sus allegados, la salud de De la Rúa también fue deteriorándose por los avatares de su vida política, en particular por el juicio oral que enfrentó en 2013 sobre el supuesto pago de sobornos por la ley laboral durante su gobierno, y en el que fue declarado inocente. En aquel contexto, llegó a sufrir una descompensación que obligó a la intervención del SAME.

Deja un comentario

Cerrar menú