LA ELECCIÓN SE DEFINE ENTRE ANÍBAL FERNÁNDEZ Y ALFREDO CASERO EN   LA ÚLTIMA SEMANA; por Claudio Hugo Naranjo
Axel Kicillof y Aníbal Fernández

Cuando se creía que la elección del próximo 11 de agosto la definía la economía o la corrupción o los vice de las dos fórmulas competitivas, Miguel Ángel Pichetto o Cristina Fernández de Kirchner o el dólar, conjuntamente con el ‘riesgo país’ y las bolsas en Wall Street, cuando ya se había convencido de ambos bandos –Juntos por el Cambio y el Frente de Todos- a los que son proclives a la incontinencia verbal, por un lado Elisa Carrió y por el otro  Hebe de Bonafini o Dady Brieva al llamado del silencio absoluto, todo se desbarrancó en un solo día, apareció otra vez en escena Aníbal Fernández con declaraciones explosivas contra la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y del otro lado de la grieta Alfredo Casero arremetiendo sin control contra Cristina.

El ex jefe de gabinete del último gobierno kirchnerista dijo algo así: “Entre dejar mis hijos en las manos de Vidal prefiero dejarlos a Barreda –Ricardo, múltiple asesino de toda su familia en el año 1992, hoy sería femicidio-; la gobernadora que viene a distancia de Axel Kicillof, hasta ayer, contestó con el modismo de clase en el contexto de quién venía la corrosiva frase. Aníbal se la puso en el pecho y ella quedó sola frente al arco, solo había que tocarla. Kicillof lo está buscando por cielo y tierra al ex intendente prófugo de Quilmes, si la ventaja era considerablemente tranquilizadora para el ex ministro de economía, ahora, instalado el tema, los números pueden comenzar a achicar la distancia. ¿Aníbal para quién trabaja? Hoy desde todos los sectores del kirchnerismo salieron a tomar distancia del tercer cajón de Herminio.

Pero cómo esta elección es realmente rara en un país por sí raro, faltaba algún gol en contra de los que están del otro lado de la ‘grieta’ y apareció con su verborragia tan ácida el actor Alfredo Casero que arremetió contra la figura de la senadora nacional por Unidad Ciudadana, o sea Cristina. Qué dijo Casero, algo así: “Cristina esa señora vieja y que bien podría dedicarse a darle de comer a los gatos en el Botánico aún sigue teniendo imbéciles que le hacen el show”, se expresó despectivamente el actor.

Y es despectivo porque no solo agrede faltando el respeto a la candidata, sino a sus seguidores, que por cierto son muchos, y que no se merecen –se piense como se piense- que se los trate de imbéciles. Pero no conforme con lo dicho siguió: “que sigamos dudando entre los ladrones que se cagan en nosotros, y la gente viaaan, es cosa de país de cabezas”. Ahí ya se parece a ‘Fito’ Páez cuando trato en forma muy despectiva a los porteños por votar a Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires en el año 2011.

La elección en territorio bonaerense, reitero, hasta ayer, le daba una notable diferencia a Axel Kicillof sobre Vidal, hasta hace dos semanas conté que le llevaba 10 puntos y puedo asegurar que hasta los dichos de Aníbal los números se habían estirado aún más, les guste o no les guste a los seguidores de Cambiemos. Como dijo Marcelo Zlotogwiazda después de una de sus columnas en la cual apuntó contra el kirchnerismo y salieron a matarlo, yo me sumo a sus palabras: “Soy periodista, no militante”

O sea que en el país sin propuestas serias, dos actores colaterales a la elección de fuste se quieren quedar con el centro del ring y parece increíble que lo están logrando, solo falta ver que dicen en las próximas horas para que los indecisos comiencen hacernos notar que la elección PASO puede llegar a la escalofriante cifra de polarizar en un 90% el total de votantes solos divididos en dos fracciones antagónicas. La pelea ahora es cuál de los dos, Aníbal Fernández o Alfredo Casero, se balean sin errar uno o dos testículos en los venideros días y la elección la deciden ellos. Estamos mal y vamos mal. Ya no son solo los políticos es la sociedad, sociedad que si no se saca de encima estos bravucones, no hay remedio, hay que decirlo… estamos enfermos.

Deja un comentario

Cerrar menú