Según palabras de Vidal, la gente «no fue por trabajo» sino interesada en estudiar de guardiacárcel

La Gobernadora fue consultada por la extensa fila de mil metros que se formó para esperar una vacante para entrar el penal de Olmos.

María Eugenia Vidal salió anoche a minimizar la situación vivida en las puertas del penal platense de Olmos, donde se formó una hilera de un kilómetro de aspirantes a guardiacárceles, postal que fue leída como una señal de la desesperación por conseguir un trabajo. Fueron miles de jóvenes entre 19 y 34 años que llegaron para unas 50 vacantes

«La fila no es para que le demos trabajo como guardiacárcel, sino que es para estudiar y poder ser guardiacárcel”, explicó la Gobernadora durante una entrevista con Radio Mitre.

“Para ser penitenciario se requiere un año de estudio, dos meses de práctica y un año más dentro del sistema”, agregó la mandataria.

Deja una respuesta