Columna Política: «EL ESCENARIO POLÍTICO CAMBIÓ BRUSCAMENTE: KICILLOF AVENTAJA A VIDAL Y MACRI SOLO SE AFERRA AL BALOTAJE»; por Claudio Hugo Naranjo
La gran pelea

Cuando el 5 de julio escribí que el oficialismo estaba a solo dos puntos de ganar las PASO, era una foto del momento llevada por la película completa de los cambios económicos que se vislumbraban en aquellos últimos días de mayo; pero pasaron acontecimientos y los candidatos que no estaban en la cancha, hoy lo están, hablan, se muestran y comienza el electorado a ponerse más en contacto con los aspirantes.

Y los medios, los periodistas, los politólogos y los encuestadores, sumados a los actores colaterales de la elección –actores o figuras del espectáculo que no se cansan de tirar bombas para ayudar a sus rivales- hacen que todos muestren sus maniobras ante una sociedad que los observa con llamativa atención.

Se sabe que ciertos medios y periodistas trabajan descaradamente para el oficialismo, como así también para la oposición –TN y C5N son los extremos-, algunos de ellos pasan o pasaron por 25 de mayo 11, lugar de sobres que viajan en todas direcciones –exSIDE-; el análisis completo a partir de aquella fecha dice, que todos quedaron muy expuestos y los números en los cuales nunca se debe creer hasta la elección, comenzaron a tener movimientos extraños para los habitantes de Balcarce 50.

Una de nuestras columnistas describió hace pocos días que las diferencias que muestran los medios por sus contratados encuestadores no existen, son mentiras; Mercedes se metió en el corazón profundo del conurbano y la realidad es otra y la sorpresa puede llegar a matar por infarto a más de uno el domingo 11 por la noche. La periodista recorrió La Matanza, San Martín y Tres de Febrero, en la 1° Sección Electoral y Esteban Echeverría, Lomas de Zamora y Almirante Brown, en la 3° Sección. La encuesta la hizo mano a mano con la ciudadanía y con dirigentes territoriales de tercera, segunda y primera línea. La frase que oyó la grabó en su mente… “Los estamos esperando”.

“Los estamos esperando” es un grito, mezcla de guerra, angustia y desesperación, es el clamor de la gente que solo aguarda el cuarto oscuro para darle un escarmiento, casi definitivo, a Cambiemos en la provincia de Buenos Aires; la lucha, es mentira que será palo a palo, la pelea tiene todas las características de ser desigual. Vidal y su tropa pierde por amplio margen.

¿Qué fue lo que ocurrió? La gente, al menos en la provincia, no les cree más, tienen mucha bronca, se cometieron actos de injusticia hacía varios sectores sociales sin atenuantes, sin contemplar el fondo, para Cambiemos todos son corruptos menos ellos, se verá qué ocurre si dejan el poder el 10 de diciembre a nivel también nacional, se verán en circunstancias tal vez por las que no hayan pensado nunca pasar, ser investigados y allí se verá si realmente orinan agua bendita. 

La diferencia del Frente de Todos supera los 10 puntos a Juntos por el Cambio. Es cuestión de esperar, bajarse del caballo y poner los pies sobre la tierra. Es una forma de sabernos que somos parte del mundo, de ese, del cuál ustedes creyeron no pertenecían. 

Deja un comentario

Cerrar menú