“Es necesario volver a tener capacidad y sensibilidad en la Casa Rosada” Así se expreso CFK

La senadora y precandidata a vicepresidenta se presentó en un encuentro de mujeres bancarias, donde aseguró que tiene “grandes esperanzas y expectativas” de cara a las elecciones. “Hagamos el esfuerzo de persuadir”, pidió.

A menos de dos semanas de las PASO, Cristina Fernández de Kirchner se salió este jueves del formato de la presentación de su libro -que venía marcando el ritmo de sus apariciones públicas-, para hablar, en cambio, ante mujeres del sindicato bancario.

Desde el Banco Italia, ubicado en el centro porteño, la precandidata a vicepresidenta del Frente de Todos sostuvo que “es necesario volver a tener capacidad y sensibilidad en la Casa Rosada”, y confesó tener “grandes esperanzas y expectativas” de cara a las elecciones.

La senadora estuvo acompañada por Claudia Ormachea, secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de la Asociación Bancaria y precandidata a diputada nacional; y por el secretario general del gremio, Sergio Palazzo, quien no ahorró en elogios y llamó a votar la fórmula de los Fernández. Además, en primera fila, aunque sentadas por separado, estuvieron Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) y Hebe de Bonafini (Madres de Plaza de Mayo).

Para la expresidenta “el gran problema que tenemos hoy en el país es que nada los conmueve”, en referencia al gobierno, al hablar de “aquel que no tiene trabajo, el empresario PyME que no puede pagar las facturas y tiene que despedir a sus trabajadores, los locales que cierran y quedan vacíos, los jubilados que no pueden comprar los remedios”.

“Quiero volver a tener una Argentina donde la gente vuelva a ser feliz, a disfrutar un fin de semana, a comprarle un juguete al hijo a fin de mes, que la familia pueda volver a salir a comer afuera”, dijo.

Y pidió “que todos hagamos el esfuerzo de persuadir, de hablar. No de convencer”, al considerar que debemos “ser capaces los argentinos de retomar el diálogo”, para utilizar luego uno de los eslogan de 2015 de Mauricio Macri. “Estoy despojada de vanidad y ambición. Siento que debo ayudar absolutamente para volver a unir a los argentinos, y que finalmente podamos retornar en la patria a un tiempo de crecimiento y también de felicidad”, manifestó.

La líder de Unidad Ciudadana apeló a las mujeres y los jóvenes, al manifestar que son “los dos colectivos más agredidos por estas políticas”. También le apuntó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por negar que la extensa fila de jóvenes para ingresar como guardiacárceles en el penal de Olmos se deba a la necesidad.

“Es trágico ver miles de pibes y pibas desesperados por la falta de trabajo. Pero lo más preocupante es que otra mujer que tiene la responsabilidad de gobernar, y conducir nada más y nada menos que la provincia que significa un tercio del PBI, esa provincia que además representa el 31% de los trabajadores registrados, esa provincia que es un país dentro de otro país; cuando ve una cola de un kilómetro y medio escucharla negar y decir que en realidad no era por eso, que iban a estudiar de guardiacárceles”, expresó.

Aplaudida, CFK resaltó que “es hora de que en la política se vuelva a hablar de sentimientos, de sensibilidad” y que “los dirigentes políticos, quienes tienen responsabilidad de gobernar y sentarse en una banca, además de la capacidad para analizar y decidir, tengan sensibilidad. Lo uno sin lo otro no sirve”. “Se puede ser muy capaz, pero si no te importa un corno de lo que le pasa al otro, ¿de qué sirve esa capacidad?”, añadió.

Deja un comentario

Cerrar menú