Plan Conintes; por Claudio Hugo Naranjo
Plan Conintes

Fue la antesala a la etapa más oscura que vivió la Argentina -1976/1983-. Fue el primer ensayo en donde las Fuerzas Armadas dividieron en zonas el país, para tener un control total, por encima del poder democrático.

El 14 de marzo de 1960 el gobierno de Arturo Frondizi puso en marcha el Plan Conintes (Conmoción Interna del Estado) dando lugar a una ola de allanamientos y arrestos en todo el país. El objetivo era terminar con la conflictividad obrera que obstaculizaba sus planes de gobierno y para concretarlo acudió a las Fuerzas Armadas. Con el plan Conintes, el gobierno permitía la aplicación de las penas previstas por el Código de Justicia Militar, entre ellas, el juicio sumario (fusilamiento de los acusados).

A partir de las cero horas del 14 de marzo de 1960, las Fuerzas Armadas argentinas tomaron el control del país y lo dividieron en zonas de operaciones, siguiendo el ejemplo de sus instructores franceses en Argelia. El objetivo principal era poner fin a la “amenaza terrorista” mediante el arresto de personas sospechosas, que serían juzgadas de acuerdo con el Código de Justicia Militar, en el que tenía plena vigencia la Ley Marcial (el fusilamiento como pena máxima). ¿Los militares habían dado un nuevo golpe de Estado? Aún no; quedaban por delante algunos años de presidentes títeres y lucha entre fracciones castrenses. El decreto titulado “Normas militares para la represión de los actos terroristas” que desde el lunes 14 de marzo había convertido al Ejército en fuerza de ocupación llevaba la firma del presidente Arturo Frondizi y sus principales ministros. Frente a la existencia de un “plan subversivo de alcance nacional” para impedir las elecciones del 27 de marzo de ese año (que se iban a llevar a cabo con el peronismo proscrito) y “alterar el orden” el decreto declaraba la situación de emergencia contemplada por la “Ley de Organización de la Nación en tiempos de Guerra” de 1948 y el artículo 23 de la Constitución referido al estado de sitio en casos de “conmoción interior”. De ese modo, Frondizi ponía en marcha el Plan Conintes, creado el 14 de noviembre de 1958. ¿Quiénes eran los responsables de los actos terroristas? Bajo la difusa figura del terrorista se apuntaba a los obreros y jóvenes que participaban en los comandos de la Resistencia peronista. La figura del terrorista también incluía a los militantes del Partido Comunista, proscrito por Frondizi desde abril de 1959, y a otras organizaciones. Al mismo tiempo, el Plan Conintes era un arma letal contra la conflictividad obrera, como lo había sido en 1958 contra la huelga de los petroleros mendocinos, y en 1959, cuando se puso en marcha contra la toma del Frigorífico Lisandro de la Torre.}

En la primer semana de agosto de 1961, técnicamente el plan finalizó, con la sanción del decreto 6495/1961 que derogó los decretos 9880/1958 y 2628/1960. Pero el plan ya estaba en marcha, era cuestión de tiempo.

Deja un comentario

Cerrar menú