Un vigente Charly García volvió a conquistar el Luna Park
Charly García

Charly García sintetizó su presente de redención musical con el regreso al estadio Luna Park -territorio que abrigó a algunos de sus mejores discos-, después de siete años de ausencia, bajo el universo conceptual que denomina «La Torre de Tesla», que le permitió acomodar, bajo una nueva gramática, canciones antiguas y recientes de una obra inmensa que admite (y resiste) múltiples abordajes.

La fragilidad corporal del músico, de 67 años, contrastó con la fortaleza de su expresión musical, sostenida por su pericia compositiva, su recuperada postura (y compostura) y el añadido de una banda que ordena la estructura y puede reconducir cuando la marcha, más no sea por el precio físico de la aventura, se insinúa empinada.

Con media hora de retraso para el anuncio que se hizo al público, García abrió el fuego de la noche con Nito Mestre como invitado para ofrecer una versión de «Instituciones», la canción de apertura del último disco de Sui Géneris que, por su brusco cambio de norte, empujó el final de aquel dúo (para aquel entonces, cuarteto); ciclo que se clausuró, precisamente, en el Luna Park.

Deja un comentario

Cerrar menú