Tiene 63 años y peleó con un puma para salvar a su perro
Se salvó de milagro

Vicente Navarrete, un campesino de 63 años, salvó su vida milagrosamente cuando enfrentó a un puma para salvar a su perro en Río Negro.

El hecho ocurrió en un campo de Valcheta, a eso de las 15 del domingo. El hombre permaneció malherido hasta las 5 del lunes cuando fue encontrado por la Policía.

Todo comenzó el domingo cuando Navarrete salió con su esposa a juntar a las vacas. La señora se quedó con el ganado, mientras su marido se fue a buscar a su perro que se había separado de ambos. Al encontrarlo, vio que estaba en lucha con un puma entonces le dio dos puñaladas al felino, logrando que se separara y se corriera unos metros.

«El perro volvió a alcanzar al puma y el hombre le asesto otra puñalada pero el animal no muere. Se corrió unos metros y se tiró al piso. Cuando el hombre se acercó para comprobar si había muerto, el puma reaccionó y se le abalanzó. Se trenzaron en lucha y el hombre sufrió la quebradura de una muñeca, un corte de una arteria y escoriaciones. Mató al puma pero se quedó sin poder caminar y agonizando», contó el comisario José Flores.

Desde ese momento hasta las 5 del lunes, Navarrete esperó a que alguien lo buscara. A la 1.30 entró la alerta a la comisaría y junto a Bomberos salieron a buscarlo.

«Si no hubiera sido por el perro, no lo encontrábamos porque es un lugar desierto y estaba todo oscuro. El perro fue el que se acercó a donde estaban los policías y los llevó hasta donde estaba el hombre mal herido. Cuando llegaron, Navarrete estaba deshidratado», expresó.

<!–

El hombre se había practicado un torniquete con las boleadoras y logró frenar la hemorragia. «Está internado y este martes fue trasladado a un hospital de mayor complejidad en otra ciudad», contó.

Al ser consultado sobre cómo reaccionaron al encontrar al hombre, Flores dijo: «Quedamos sorprendidos porque es muy raro encontrar a una persona cuando sufre un accidente en esta geografía. La suerte jugó a favor de la persona y de la Policía. Permaneció muchas horas con temperaturas bajo cero. Realmente estamos asombrados».

Finalmente, el comisario hizo referencia a que este animal es una «plaga» para la zona.

«Estamos a 300 kilómetros de Viedma y este lugar ha sido muy dañado por el puma. Esta era una zona donde antes había muchas ovejas y después, a partir de la plaga, ya no existen. Los campesinos han desistido por otros: la vaca y el caballo», finalizó.

Deja una respuesta