La Justicia rechazó el pedido de CFK y se reanudó el juicio por corrupción
Cristina Fernández en Comodoro Py

El Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) rechazó esta mañana los planteos de la defensa de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y resolvió continuar con el juicio por el direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez. La defensa de la exmandataria había solicitado que se suspendan las audiencias.

La expresidenta no estuvo presente en tribunales, a raíz de que se encuentra en Cuba visitando a su hija Florencia. Tras la decisión del TOF 2, se continuó con el juicio que tiene sentados en el banquillo de los acusados a la exmandataria, Lázaro Báez, Julio De Vido, José López y Carlos Kirchner, entre otros. Lo que se juzga es la participación de los imputados en el direccionamiento de la obra pública para favorecer a Austral Construcciones, la empresa de Báez en Santa Cruz.

Las defensas de los acusados presentaron nueve planteos en total, coincidiendo todos en solicitar la suspensión del juicio.

El defensor de Cristina insistió con su reclamo de que el TOF 2 no es competente en el caso en cuestión, ya que «49 obras fueron juzgadas en Santa Cruz».

En el juicio ya se leyeron las acusaciones en contra de los 13 imputados. A la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos se la procesó por haber «formado parte de una asociación ilícita, en calidad de jefe, junto con otros funcionarios de distintas reparticiones del Estado, entre los que se encontrarían Néstor Kirchner, Julio De Vido, José López Carlos Santiago Kirchner, Nelson Periotti y al menos el empresario Báez”.

Según la justicia, esa asociación “habría funcionado al menos entre el 8 de mayo de 2003 y el 9 de diciembre de 2015, con el objeto de cometer delitos indeterminados para sustraer y apoderarse ilegítimamente de fondos públicos asignados, en principio, a la obra pública vial en la provincia de Santa Cruz, a través de, entre otras maniobras, la defraudación en perjuicio del Estado y el lavado de dinero».

En este expediente, el juez Julián Ercolini procesó a la ex Presidenta, a Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner, Nelson Periotti (entre otros ex funcionarios) y a Lázaro Báez por asociación ilícita y defraudación al Estado, por haber favorecido al grupo Austral con 51 contratos viales por 46.000 millones de pesos, «plagados de irregularidades administrativas, sobreprecios y falta de controles». Por ello, se habla de un «direccionamiento» a favor del conglomerado del empresario K.

Deja una respuesta