Alberto Fernández: «No lo necesito a Schiaretti para ganar la elección»; por Claudio Hugo Naranjo
Alñberto Fernández y Juan Schiaretti

Una expresión soberbia, desafiante y altanera del candidato del Frente de Todos, menospreció a los cordobeses y le marco la cancha al gobernador Schiaretti, le dijo qué hará con él y Córdoba si gana el 27 de octubre.No creo primero que gané. Creo en un Fernández que dice una cosa y hace otra con respecto a Cristitna. Y no creo que sea distinto a todo el kirchnerismo, pienso que puede ser mucho más peligroso en todos los ordenes y el kirchnerismo también lo presiente. Pero primero va a tener que ganar la elección, evitando el balotaje.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se reunieron este domingo a la noche en un hotel de la capital mediterránea para tratar de acercar posiciones en medio de una tensa relación política entre ambos que tuvo nuevos capítulos en las últimas horas.

La reunión la tuvieron a solas, café de por medio, en el Holliday Inn, el hotel donde se alojó Fernández al viajar a la capital cordobesa, donde en la tarde de este domingo asistió a una misa en memoria del ex gobernador José De la Sota, a un año de su muerte en un accidente carretero.

La elección no la tienen asegurada ni mucho menos, el kirchnerismo ya le arrebato la provincia de Buenos Aires a María Eugenia Vidal, eso es irreversible -gracias a Marcos Peña y los dos o tres genios que tiene en la Jefatura de Gabinete, como Hérnan Iglesias Illia, conductor de políticas públicas, un inepto, soberbio e incapaz-, pero lejos están los peronistas de ganar la Nación, perderán la segunda vuelta el 24 de noviembre.

La tirantez entre Fernández y Schiaretti tuvo su pico máximo en las PASO, cuando el gobernador, tras los comicios en los que fue reelecto, auspició una lista corta de candidatos legislativos y dejó en libertad de acción a los votantes, que así podían optar entre el candidato del FdT o el presidente Mauricio Macri, quien siempre tuvo buena sintonía con el mandatario cordobés y auxilió económicamente a la provincia.

En ese sentido, Córdoba fue un distrito clave para Macri, que le aportó importante caudal de votos desde la elección presidencial de 2015.

Esta todo pensado y armado para el gusto de Cristina Fernández y La Cámpora, hacerse de la provincia más poblada y sacarse de encima a Alberto Fernández, creen conocer más a Mauricio Macri que al exjefe de Gabinete. Las declaraciones de altisima soberbia de Alberto ayer, muestran hasta que punto ya de intolerancia incurre el candidato del Frente de Todos, cuando aún no ganó nada, porque hasta ahora se jugo un partido de verano.

En paralelo a su asistencia a Córdoba, Fernández dio una entrevista al diario La Voz del Interior en la que dijo que «no necesita» a Schiaretti y que él mismo se tiene que procurar los votos para las presidenciales de octubre.

También sostuvo que a Schiaretti «parece que le da lo mismo cualquier país» -en referencia a los proyectos del FdT y de Juntos por el Cambio- y lo desafió a que «si cree que Macri es mejor, que lo diga».

No obstante, tras el primer encuentro en la misa por De la Sota, donde se saludaron tomándose de los brazos, Fernández y Schiaretti volvieron a juntarse, cuando el gobernador fue a verlo al hotel y compartieron el café.

Ninguna de las encuestas que están circulando tendrán ningún valor el 27 de octubre, el oficialismo a nivel nacional quedará a 6 puntos de Alberto Fernández, el que no necesita de los cordobeses para ganar la elección; va a terminar de rodillas en Córdoba el 28 de octubre por la mañana.

Deja un comentario

Cerrar menú