«SERGIO BERNI NO MIENTE CUANDO SE COMPARA CON BELGRANO»; por Claudio Hugo Naranjo
Sergio Berni

Para los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires el ‘gobernador’ es Sergio Berni, quien sólo Cristina Fernández de Kirchner, a la cual él hace mención como única ‘jefa’ de su espacio, para con el resto no se anda con medias tintas.

El ministro de Seguridad bonaerense, ahora volvió a confrontar con el Gobierno nacional. Esta vez, lo hizo a través de las redes sociales donde recurrió a una analogía histórica en la que, fiel a su estilo, se comparó con Manuel Belgrano. El se refiere específicamente a la batalla de Vilcapugio librada durante la guerra de la Independencia a la que el ejército de Manuel Belgrano acudió con un ejército mal perpetrado y fue derrotado por las tropas realistas.

“Si a Belgrano le hubiesen dado los ponchos, los alimentos y las armas que necesitaba para su tropa, otro hubiera sido el resultado de la batalla de Vilcapugio”, escribió el ministro de seguridad en su cuenta personal de la red social twitter.

Y Berni no miente cuando se compara con Manuel Belgrano, pues el ministro de Seguridad bonaerense maneja un ejército de 93.000 hombres, controla el mando de la mayor fuerza de efectivos con los que cuenta hoy la Argentina; los efectivos del Ejército Argentino son: 48.000.  La Armada: 16.000. La Fuerza Aérea: 13.000. Gendarmería: 37.000. Prefectura Naval: 46.000. Policías de la Ciudad: 13.000. Policía Federal: 30.000. Es decir nadie hoy en la Argentina concentra mayor poder de fuego que el ministro de Seguridad bonaerense.

Si Berni consigue hacerse respetar por los hombres de la fuerza, contaría con más hombres que el Ejército del Norte de Belgrano; armados, disciplinados y bien preparados es un Ejército temible. No es casualidad que la Nación, podríamos nombrar a su ministra de Seguridad, Sabina Frederic, para no involucrar directamente al presidente de la Nación, Alberto Fernández, le niegan todos los recursos que viene pidiendo desde que asumió para equipar a su tropa.

Sus presentaciones en los lugares de los hechos es muy bien mirado por los vecinos bonaerenses y especialmente por sus subalternos; los jefes policiales, son el ‘Estado Mayor’ de Berni. El comisario Daniel García –jefe de la repartición- es la mano derecha del ministro.

Berni cuenta hasta el día de la fecha con varios problemas que comienzan a convertirse peligrosamente en enemigos naturales, ya no adversarios; si el ministro consigue que Cristina no le suelte la mano podría llegar a convertirse en la llave que le abra la puerta de la Casa Rosada.

Ahora, si Berni se toma su tiempo –que no es mucho- y lee a Napoleón Bonaparte –una biografía íntima- de Vincent Cronin y consigue mostrarse sereno y frío y organiza adecuadamente a su Ejército, podría alcanzar cumbres inimaginables. En principio, si Berni dejase de hablar más como un militar y se proyectase ante la ciudadanía como un civil que pueda hablar de varios temas –que lo hace- sin mostrar más las armas, llegaría hasta convertirse en un serio adversario político de los Kirchner.

No hace mucho declaró públicamente que le gustaría ser presidente de los argentinos, todos los políticos tienen derecho a soñar con esas metas, ahora si espera ser bendecido por el ‘dedo’ de Cristina o ganando las internas o primarias en el 2023, ya es un sueño bastante inalcanzable sabiendo la ambición desmedida de la tropa kirchnerista. Volverá –con suerte- al senado provincial o la cámara de diputados de la Nación, nuevamente, un lugar en el montón y los años irán pasando.

Sergio Berni no miente, tiene hoy más poder que Belgrano, decidirá él para que lo usa. 

Deja un comentario

Cerrar menú