“EL PRESIDENTE Y CRISTINA  ESTÁN TENSANDO LA CUERDA… SE LES VIENE LA NOCHE”; por Claudio Hugo Naranjo
Eduardo Duhalde

Es un país muy complicado y muy difícil de hacerse escuchar, hace meses –como dijo hoy Lanata- que vengo insistiendo con que a partir del ‘operativo impunidad’, con lo cual logró enterarse la ciudadanía –este pueblo es muy ingenuo-, de que todo el andamiaje electoral 2019, asunción incluida era un tremenda farsa, que ocultaba –sin mucho esmero- solo ese ‘operativo’, del resto, incluyo al COVID-19, este gobierno no tiene la menor idea hacia dónde vamos. Eso significa que el desmadre es de una gravedad que supera sin escala todas las crisis anteriores.

Pero lo tenía que decir Eduardo Duhalde –expresidente- para que la ciudadanía tomara conciencia de lo que está por ocurrir en la Argentina; como es normal –otra no les quedaba- el oficialismo y toda la oposición –es decir la clase dirigente de este bendito país, si no de qué vivirían-, salieron en manada a atacar al hombre de Lomas, priorizando ante todo que la democracia es un valor innegociable. Como si ellos fueran los protectores  de ese sistema, con el fin de  brindarles a la gente una vida digna y lo más alejada de toda pobreza.

Son unos reverendos caraduras –deseo aclarar que estoy en las antípodas de Duhalde como gobernante, gobernó 8 años la provincia de Buenos Aires y la dejó peor que como la recibió. Fue elegido presidente en 2002 por el Congreso Nacional después de la caída de Fernando De La Rúa y como herencia maldita nos trajo al kirchnerismo. Creo que se revaloró a un Duhalde que le hizo mucho daño a la provincia y a la Argentina-, que olfatean que vuelve el que se ‘vayan todos’, y esta vez los trapos sucios no quedarán para lavarlos en las mismas manos de los que los ensuciaron.

Las FF.AA. están tomando posiciones de observancia en la gran mayoría de los países latinoamericanos, ven con mucha preocupación la degradación moral en que las ‘democracias’ están dejando a sus pueblos; los comentarios de Duhalde son ciertos y, creo que no se animó a decir la última frase del libro: Argentina, juntamente con Chile y Colombia han desarrollado en los últimos años un poder de ‘observancia’ que va mucho más allá de lo ‘técnico y estratégico´.

En el continente tienen que caer presidencialismos populares con sesgos claramente venezolanos y cubanos, es por ello, que este gobierno apuesta a la derrota electoral de Donald Trump el próximo 3 de noviembre en EE. UU.  No está loco Duhalde, pero crean que en las venideras horas, van a intentar de todos los sectores, hacernos creer… que está loco. ¿Se imaginan un país sin Congreso? ¿Sin planeros? ¿Sin asesinatos a mano armada en  un país que estaba sin control?¿Se imaginan funcionando la Justicia?¿Se imaginan un país con orden, respeto y disciplina?… Ellos, NO.

Deja una respuesta