EL INJUSTIFICABLE DESCALIFICATIVO DE MACRI A MONZÓ Y FRIGERIO; por Claudio Hugo Naranjo
Mauricio Macri, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio

El expresidente Mauricio Macri reapareció en público después de la derrota de octubre de 2019 en manos del actual presidente, Alberto Fernández; cuando todo parecía que había despertado de la siesta y se prestaba a hacer una autocrítica de sus 4 años de gobierno (2015-2019), ensayo la peor de las estrategias de un político, acusar de su magro desempeño a sus colaboradores y, lo llamativo, le apuntó a dos de los hombres que mejor y más defendieron su gobierno; se refirió al exministro del Interior, Rogelio Frigerio y al jefe de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Es injusto y con mucha mala leche. Cuando el lunes con Morales Solá hizo su descargo, argumentó que uno de sus errores es haber cedido el manejo de la política en Frigerio y Monzó (filoperonista, dijo) y no haber tomado él las riendas de esa disciplina. Un disparate, cuando todos sabemos que el control político de ese gobierno estuvo en sus ‘ojos y oídos’ llamado Marcos Peña, exjefe de Gabinete de Ministros.

Peña fue incapaz, inoperante, con nada de vestuario, envidioso y soberbio, que le soplaba al Presidente cualquier acercamiento con otros sectores políticos, especialmente hombres y mujeres del peronismo que querían sumarse a Cambiemos para agrandar la casa. Frigerio y Monzo fueron los reales constructores de políticas, con extrapartidarios, para consensuar decenas de leyes que aprobó el Congreso. 

Luego el expresidente -que vale aclarar, es el responsable de habernos dejado en esta cueva a oscuras mano a mano con el kirchnerismo- además, le respondió a la líder de la CC, Elisa Carrió, quien afirmó que “Cristina Kirchner no fue presa porque el gobierno de Cambiemos no quería que se haga justicia”.

“Cada día que fui presidente trabajé para mejorar la calidad institucional del país. Encomendé a la Justicia que actúe con independencia y muchos se quejaron, decían que la Justicia no tenía una conducción”, replicó Macri. “Y yo dije que eso es un error, que es una deformación de la política argentina. La Justicia tiene que actuar de forma independiente. Así como no hubo un llamado para que no, tampoco hubo para que sí”, completó.

“Jamás me ocupe de una causa de Cristina Kirchner. Y ella, desde que estoy en el llano, lo único que ha hecho es perseguirme”, remarcó.

Sin palabras, a veces es mejor el silencio y dejar las dudas rondando en el ambiente. ¿Sincericidio o incapacidad? Cualquiera de las dos son altamente graves cuando tenes la responsabilidad de gobernar un país; si es cierta la primera, nos muestra a las claras que el Presidente anterior era un ‘tremendo ingenuo’ y si nos inclinamos por la segunda, Macri quiso operar a los jueces de Comodoro Py para intentar meter presa a Cristina Kirchner, pero sus operadores fueron más incapaces que él.

¿Realmente Macri cree que en 2021 o 2023 podría volver a ser candidato a algo? Tal vez el próximo año lo hagan jugar en la ciudad como candidato a diputado nacional, ya que no hay renovación de senadores, pero que se olvide del ’23, en su espacio ya hay candidato, de lo contrario el pueblo, buscará a otro para enfrentar definitivamente al kirchnerismo.

Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Mauricio Macri, no vuelven a ganar jamás una elección.

Deja una respuesta